Etiqueta: cooperativa digital

¿Es consecuente lo que dices con lo que haces?

Hola señores de lo digital, después de un tiempo desconectado de la nube, ha llegado el momento de re-dibujar los planos. Este silencio, ha sido de gran ayuda para reorganizar planes, avanzar proyectos e iniciar de nuevos que, poco a poco intentaré mostraros desde aquí a aquel que le interese.

Haciendo balance resumido, tan solo decir que, de aquel conjunto de gente con muchas ganas de aprender y hacer cosas nuevas, ha quedado en un grandísimo regalo, muy buenas amistades, mejores personas, y alguna que otra decepción pero, la verdad, ésta última es la parte menos importante, ya que era visible desde la lejanía.

bredig

Y ahora, es cuando uno se pregunta — ¡Si hombre! ¿y eso por qué?  — ; muy sencillo de responder:

Cuando lo que dices, no es consecuente con lo que haces, sencillamente pierdes toda la credibilidad. O lo que es lo mismo, no puedes decir que estás pintando una pared de negro, cuando en tu brocha, la pintura es claramente blanca. Y esto que parece algo impensable o salido de contexto, sucede en todos los ámbitos de nuestra vida cotidiana, desde grandes multinacionales a pequeños autónomos, pero como dije después del desquite, es mucho mejor que esto, ya quede ahí y se acabó,  aprender de los errores que hubo muchísimos y  seguir hacia delante construyendo más puentes, de los cuales sin lugar a dudas salen las grandes cosas. Construyamos el próximo. ¿Te víenes?

Aprender a emprender

Si alguna vez alguien me preguntara como se aprende a emprender, la única respuesta que tengo al respecto sería decirle, “Empezando”.

Y es que son muchos los factores que te pueden hacer tomar la decisión de hacerlo: desde ver una oportunidad en el mercado en el que te manejas mejor, al sentido de que ves, que de una vez por todas, el tiempo que has dedicado a analizar, ha sido excesivo y toca mover fichas para ponerse en la primera linea de fuego.

Otra etapa de la vida, en la que tienes que sacar fuerza para salir adelante, jugando siempre al límite y sin escusas para rendirte, aprendiendo día tras día, analizando las situaciones tal como suceden, alimentando tu alrededor con lo mejor de ti mismo y actuando, tomando decisiones, que para bien o para mal, darán su fruto en positivo o negativo.

En definitiva, nada diferente a tu vida, donde los proyectos no son cadenas que te atan, eso faltaba; si no estás a gusto con lo que haces, lo mejor que puedes hacer por ti mismo es largarte y dejar hacer a los que tienen la capacidad de soñar con una forma de hacer diferente.

Juega tu partido en abierto

Una de las lecciones mas difíciles de esta vida, es aprender a mostrar tu juego en abierto. Desde pequeños, en el colegio, instituto, universidad, e incluso, en la vida laboral, nos transmiten el paradigma, de que, debemos competir, y en un mundo en plena competición, es mejor guardarse la información para uno mismo y no sacarla al exterior, dado que, de lo contrario, podemos sentirnos vulnerables y no tan inprescindibles como pensábamos en un principio.

Es la cultura japonesa, la que, consciente de este error, da los primeros pasos en la colaboración entre grandes marcas, conscientes de que, unidos, pueden abarcar más y de ese modo, llegar más rápido y eficientemente al objetivo…. “Más tarta, más trozo“. De echo, tan solo abriendo un equipo informático que venga de aquí, podremos darnos cuenta de ello y ver como empresas rivales entre si, como Fujitsu/Siemens o Canon, colaboran entre si, para realilzar sus productos, encontrando componentes de ambas marcas en sus buques insignia.
Un mercado basado en la especialización y cooperación, y no en empresas multipoliservicios, donde la especialización, es hacer de todo, sin saber muy bien, como, por qué, o los motivos del éxito. Una lección que, a nosotros, como españoles, nos esta costando aprender y nos alargará la agonía, de una muerte consciente durante muchos años, si no conseguimos un cambio, que cambie.

Reloj de Arena

El tiempo huye… no lo pierdas de nuevo

 

Esta es una de esas historias que me contaba un maestro de primaria… si no recuerdo mal , decía que su padre tenia un reloj de aquellos que marcan las horas al son de un tic tac escandaloso, con un remarcado sonido a cada hora que te ponía los pelos de punta y una pequeña placa en su interior que decía…

Tempus fugit

Reloj de Arena

Pero que este se marche para no volver es fruto de un hábito, una costumbre de dejarlo todo para última hora, donde la presión por el resultado ya es mas que evidente, si estas en ese punto, que no te quepa duda que ya es tarde, que alguien seguro llego antes que tu y por lo tanto tendrás que recorrer el doble o más para alcanzarlo, es decir doblar tu esfuerzo.

Tu sueño no caerá del cielo.

Tristeza

Dicen que el país esta triste… que tenemos una mala imagen internacional, que todo ha sido causado por vivir en la cultura del derroche y debido a que vivimos por encima de nuestra productividad. Dicen que para incrementar la productividad, no tenemos que bajar los salarios o subir impuestos, si no tomar decisiones valientes y hacer más con menos. Dicen que deberíamos de hablar más de nuestras obligaciones y menos de nuestros derechos, Que la figura del empresario debe ser fomentada. Y que debemos abandonar la cultura del maná y sustituirla por la cultura del esfuerzo. Y no le falta razón la verdad. Pero francamente solo existe una manera de lograrlo en un lugar donde la competitividad a pasado a formar parte del día a día, y la cooperación brilla por su ausencia, donde nadie esta dispuesto a desaprender y donde la prepotencia y el servilismo pueden con la pasión. Pero… tu sueño, no caerá del cielo y este y tu actitud, son las cosas que te mantendrán despierto con rumbo hacia tu objetivo, sin distracciones ni intromisión, tu sueño, ese que quieres para ti y para los tuyos, el mismo que sabes que si quieres correr, lo harás solo, pero si quieres llegar lejos lo harás en compañía, con tu esfuerzo y el de aquellos que te acompañan para cruzar ese puente que estas deseoso por construir junto a todos ellos.