¿Es consecuente lo que dices con lo que haces?

Hola señores de lo digital, después de un tiempo desconectado de la nube, ha llegado el momento de re-dibujar los planos. Este silencio, ha sido de gran ayuda para reorganizar planes, avanzar proyectos e iniciar de nuevos que, poco a poco intentaré mostraros desde aquí a aquel que le interese.

Haciendo balance resumido, tan solo decir que, de aquel conjunto de gente con muchas ganas de aprender y hacer cosas nuevas, ha quedado en un grandísimo regalo, muy buenas amistades, mejores personas, y alguna que otra decepción pero, la verdad, ésta última es la parte menos importante, ya que era visible desde la lejanía.

bredig

Y ahora, es cuando uno se pregunta — ¡Si hombre! ¿y eso por qué?  — ; muy sencillo de responder:

Cuando lo que dices, no es consecuente con lo que haces, sencillamente pierdes toda la credibilidad. O lo que es lo mismo, no puedes decir que estás pintando una pared de negro, cuando en tu brocha, la pintura es claramente blanca. Y esto que parece algo impensable o salido de contexto, sucede en todos los ámbitos de nuestra vida cotidiana, desde grandes multinacionales a pequeños autónomos, pero como dije después del desquite, es mucho mejor que esto, ya quede ahí y se acabó,  aprender de los errores que hubo muchísimos y  seguir hacia delante construyendo más puentes, de los cuales sin lugar a dudas salen las grandes cosas. Construyamos el próximo. ¿Te víenes?

Share

Tal vez como muchos otros, nací con un "pan bajo el brazo", o así es como nos decían. Pero ese pan, cierto día cambió por un ordenador y pronto descubrí un mundo de posibilidades entre mis manos. No me importa ser un aprendiz de por vida, es una oportunidad perfecta para dar vida a los años.


Archivado en: En lo personal.

Y tú, ¿qué opinas?... deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.


El Blog de Jose del Valle © 2018

Desarrollado por Desenredos