¿Decías algo?

Recientemente, leía una entrevista a CHARLENE LI Fundadora de Altimeter Group y experta en redes sociales, donde hablaba de la importancia del dialogo entre empresa y cliente, en ella se afirma que “La empresa que no dialogue con los clientes morirá”.

Todo esto me dio a pensar, en concreto en las operadoras de telefonía móvil, donde la carrera por captar números y alcanzar facturación es una lucha constante entre operadores. Mientras por otro lado las quejas continuas del cliente, son trasladadas hacia una operadora automática, la cual en el 99% de los casos tiene un grave problema de audición. Todos hemos pasado alguna vez por la famosa frase.

Perdone, no le he entendido bien, podría repetirme la pregunta.

Todo esto al mas puro estilo “Loquendo”.

La tecnología permite hacer verdaderas maravillas para la gestión de las preguntas más comunes, con el fin de poder responder en la mayor brevedad posible, pero ¿acaso alguien ha tenido una conversación interesante con una máquina?.

Por regla general, y para ser mas concreto nuestros mayores, son el grupo de población que mas problemas tienen a la hora de interactuar con este tipo de servicios, y acaban delegando en familiares o en las mismas tiendas locales, con el fin de solucionar el tema que tengan entre manos.

¿Crees que las operadoras se paran a escuchar lo que su mercado demanda?. Personalmente pienso que no. Dado que este segmento de la población seria atendido de otro modo.

Por otro lado los mas jóvenes que día a día consumen cada vez mas tecnología, no son informados de las posibilidades reales que puede tener un terminal, como por ejemplo el uso de twiiter en sustitución de los SMS, un pastel muy interesante que las operadoras no quieren dejar escapar, pero que mas pronto que tarde, acabaran por perder a causa de unos intereses distintos a los del cliente.

Os dejo un corto en el que se caricaturiza esta situación de la escucha activa, y por él, este titulo para el post.

 

 

Share

Tal vez como muchos otros, nací con un "pan bajo el brazo", o así es como nos decían. Pero ese pan, cierto día cambió por un ordenador y pronto descubrí un mundo de posibilidades entre mis manos. No me importa ser un aprendiz de por vida, es una oportunidad perfecta para dar vida a los años.


Archivado en: Brecha digital, Redes Sociales, Twitter.

Y tú, ¿qué opinas?... deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


El Blog de Jose del Valle © 2017

Desarrollado por Desenredos